Patrimonio Histórico

 

La Central Hidroeléctrica de Errotazar, ubicada en el barrio Indusi de Dima, conserva, un centenario después de su construcción, sus instalaciones originales: la captación de agua, el depósito, las tuberías y las turbinas.

La construcción de la central fue concedida en 1910 a Dª Flora L. de Heredia, con el objeto de que se aprovecharan las aguas del río Errotazar en un momento en que se registraba una gran demanda de fluido eléctrico por parte de empresas y alumbrado público. Para su construcción se reutilizaron las conducciones hidraúlicas de un antiguo molino que se encontraba en sus inmediaciones.

Un tiempo después, en 1937, la central fue adquirida por la empresa Hijos de Mendizabal que la utilizó para abastecer de energía eléctrica su fábrica en Durango.

Habitualmente, la central se encuentra cerrada al público, pero se pueden concertar visitas guiadas en las que se explica cómo era su funcionamiento. Las personas interesadas han de llamar al teléfono 659 803 506.