La cultura en Arratia

             


A lo largo de los años la cultura del Valle de Arratia se ha ido enriqueciendo de forma notable en todos sus ámbitos.

Muestra de ello se puede encontrar en los distintos museos y salas de la zona que mantienen las características y la personalidad del propio valle.


Museos y Salas

             


Molino de Zamakola en Dima

Se encuentra en uno de los principales accesos al Parque Natural de Urkiola, muy cerca a las cuevas de Balzola. En el Molino de Zamakola, el visitante puede conocer el viejo oficio de los molineros.

Se trata de un molino-caserío de planta tendente a rectangular. Se estructura en tres alturas bajo cubierta a cuatro vertientes. El acceso se realiza a través de un portalón bajo arco rebajado. La fábrica del caserío es de mampuesto, con sillares en los esquinales y en el recerco de los vanos.

Destaca por el perfecto estado de conservación de las instalaciones molineras, que siguen actualmente en uso. El edificio que acoge el molino representa un claro ejemplo de arquitectura popular neoclásica.

Se recomienda pedir hora con antelación. Hay que pagar entrada.



              


Museo del Caserío Vasco en Artea

El Euskal Baserria es una fiel reproducción de la casa rural vasca del siglo XVII construido en piedra y madera, que ofrece una amplia variedad de servicios y de ofertas culturales y etnográficas. Con una superficie de 500 metros cuadrados, en su planta baja se encuentra un restaurante-cafetería con capacidad para unas 200 personas y perfectamente decorado según la época.

El museo etnográfico se encuentra en la planta superior, donde se puede recorrer la historia de nuestros antepasados con más de 1.000 piezas, todas autenticas y clasificadas. Además, dispone de otros dos edificios, uno destinado a cervecera y el otro como mercadillo permanente y zona de actividades.

Por último, el Museo del Caserío Vasco dispone de un Parque Temático, que reproduce toda la historia del hombre y la mujer Vasca desde la época de las grandes glaciaciones hasta el siglo XIX. De ese modo, se puede ver en funcionamiento todos las herramientas y maquinarias de nuestros antepasados tales como ferrería, molino, harinero, carpintería hidráulica, horno de hacer pan, etc.



               


Molino de Olabarri en Zeanuri

Molino totalmente renovado, con el objetivo de mostrar los materiales y herramientas de trabajo que se utilizaban en las antiguas actividades de los molineros.

Se recomienda pedir hora por adelantado. Hay que pagar entrada.



             


Central Hidroeléctrica de Errotazar


La Central Hidroeléctrica de Errotazar, ubicada en el barrio Indusi de Dima, conserva, un centenario después de su construcción, sus instalaciones originales: la captación de agua, el depósito, las tuberías y las turbinas.

La construcción de la central fue concedida en 1910 a Dª Flora L. de Heredia, con el objeto de que se aprovecharan las aguas del río Errotazar en un momento en que se registraba una gran demanda de fluido eléctrico por parte de empresas y alumbrado público. Para su construcción se reutilizaron las conducciones hidraúlicas de un antiguo molino que se encontraba en sus inmediaciones.

Un tiempo después, en 1937, la central fue adquirida por la empresa Hijos de Mendizabal que la utilizó para abastecer de energía eléctrica su fábrica en Durango.

Habitualmente, la central se encuentra cerrada al público, pero se pueden concertar visitas guiadas en las que se explica cómo era su funcionamiento.

Las personas interesadas han de llamar al teléfono 659 803 506.