Noticias

 

La Mancomunidad de Arratia ha creado una Oficina de Eficiencia Energética para monitorizar los consumos de las instalaciones municipales. De acuerdo con la normativa europea que obliga a que las instalaciones de más de 1.000 m2 o más de 70 kW de potencia a tener un gestor energético, y conforme con la aprobación del Plan de Acción E4+ , que prevé en cinco años el ahorro del 60% del consumo de la energía primaria, el ente mancomunado ha puesto en marcha un proyecto que logrará importantes ahorros en consumos totales y facturas de luz. Se prevé que con este sistema, la Mancomunidad ahorrará 350.000 euros al año en consumo de energía y gastos de mantenimiento, arreglos y reposición de materiales e instalaciones.

Un inventario y auditorías energéticas de las instalaciones de todos los municipios serán la base de un primer diagnóstico que servirá a un software de gestión para que proporcione información a tiempo real sobre encendidos, consumos, horarios, fugas, fallos, etc. Se van a monitorizar todos los pueblos y se centralizarán las 500 facturas mensuales que en la actualidad se generan solo en electricidad de ámbito público.  Los ahorros que se producirán serán notables. En la actualidad, Arratia cuenta con 4.627 luminarias.  Se estima que sólo una hora menos de encendido de estas luces podría suponer un ahorro de 80.000 euros anuales.

La Oficina de Eficiencia Energética estará orientada al ahorro, negociando conjuntamente los contratos con los suministradores de energía, reduciendo el consumo, tanto a través del uso de aparatos más eficientes, como por el cambio de hábitos a un uso más adecuado. La Mancomunidad también ha detectado, en este ámbito, un nicho de trabajo importante en el mercado de la energía con el "empleo verde", que pide la formación de personal cualificado para llegar a la generalización de la eficiencia energética. Esta iniciativa ha comenzado en la Administración, pero está orientada a que se extienda a las empresas, comercios y a los ciudadanos.