Noticias

 

PNV y Bildu, los dos partidos representados en el órgano de gobierno de Arratiako Udalen Mankomunitatea han aprobado el Plan de Estabilidad Financiera presentado en el Pleno del 27 de junio. El objetivo del Plan, que entra en vigor a partir del 1 de julio, es conseguir una mayor fluidez en los ingresos de la tesorería de la Mancomunidad y facilitar a los Ayuntamientos mejores fórmulas de pago en sus aportaciones.

A partir del próximo mes, los pagos de los municipios pasarán de ser trimestrales a mensuales,  un fraccionamiento que les permitirá planificar sus cuentas con mayor facilidad. En el caso de que algún Ayuntamiento tenga problemas de carácter  puntual a la hora de realizar la aportación, tendrán la opción de solicitar a la Mancomunidad diferentes modos de realizarla o  de gestionarla directamente con los bancos o entidades financieras.

Respecto a las cantidades pendientes de abono que en estos momentos puedan tener los Ayuntamientos,  se les dejará un plazo hasta el 15 de julio de 2016 para que puedan ponerse al día, sin aplicarse a dichas cantidades ni coste ni intereses. El Ayuntamiento de Dima contará con un plazo hasta el 2017.