Noticias

 

Artea estrena haurreskola con cinco bebés

Esta guardería y la prevista en Arantzazu completan la oferta en Arratia con casi 200 plazas infantiles.

ARTEA. Naia, Antton y otros tres bebés estrenaron ayer entre juegos y alguna lágrima la nueva haurreskola de Artea, un centro de 150 metros cuadrados habilitado en un módulo prefabricado instalado con todas las comodidades en Astuibekoa. En total, tiene capacidad para 21 pequeños, ocho de hasta un año y el resto para los que tienen entre uno y dos años. El espacio diseñado para ellos cuenta con dos aulas para los diferentes ramos de edad, una cocina, un despacho para profesores, sala de psicomotricidad, zona donde aparcar los carros y parque exterior que deberá esperar a la primavera para ver crecer la hierba.

La primera guardería pública de Artea nace tras varios años de trabajo. En un principio, la idea del Consistorio era la de habilitarla en los bajos del futuro edificio de 25 viviendas protegidas que el Gobierno vasco construirá cerca de la nueva escuela. No obstante, y con el retraso que a este proyecto de Lakua le ha provocado la crisis, el Ayuntamiento tuvo que buscar una solución alternativa. La siguiente opción barajada encajaba la haurreskola en el edificio del nuevo colegio, pero las restricciones impuestas por Educación para separar a los niños de más edad de los bebés han hecho imposible seguir estudiando esta vía.

"Al final estábamos entre habilitar el módulo o seguir discutiendo y no abrir la haurreskola", explicó el alcalde, Alberto Etxebarria para quien "poder seguir dando servicios a los vecinos, a pesar de que vivamos en un pueblo pequeño, es muy gratificante".

Igual de bien han acogido los padres la inauguración del centro. No en vano, hasta ahora progenitores, amamas y aitites tenían que hacerse cargo de los niños. Naia, por ejemplo, se quedaba en casa mientras Antton tenía que desplazarse hasta la haurreskola de la vecina Areatza. Aunque por el momento la guardería solo está ocupada por cinco pequeños, todos de entre uno y dos años, y la andereño Izaskun del Río, "el esfuerzo merece la pena", destacó el primer edil. Más si cabe cuando "durante el curso se irán incorporando nuevos pequeños", aseguró.

Con la de Artea ya son siete las guarderías consorciadas abiertas en Arratia. El resto se ubican en Areatza, Bedia, Dima, Igorre, Zeanuri y Lemoa, y suman 187 plazas. Las más grandes son las de Areatza (Ospitaloste), Lemoa (Lehendakari Aguirre) e Igorre (Inaxio Zubizarreta) con 34 sitios para bebés cada una. Le siguen la de Zeanuri con 23, las de Dima y Artea con 21, y el centro de Bedia que tiene espacio para una veintena de niños. Los centros más demandados son los de Igorre con solo dos plazas libres en el aula de menores de más de un año; Zeanuri con cuatro huecos en esta misma categoría, y Bedia, con tres vacantes en total. Da la casualidad de que esta haurreskola tuvo un comienzo renqueante teniendo incluso que echar la persiana durante un tiempo por falta de demanda.

LA OCTAVA, EN SEPTIEMBRE. A esta red de haurreskolas pronto se sumará Arantzazu. En principio, la apertura de la nueva guardería está pensada para septiembre. El Ayuntamiento ya ha iniciado los trámites con la Diputación y el Gobierno vasco para que el proyecto que lleva años ideando pueda ver por fin la luz. Con el ente foral está en conversaciones para ver qué la subvención puede otorgarle de cara a comenzar las obras de acondicionamiento de la lonja del Consistorio. Estos trabajos comenzarán el mes que viene, previsiblemente.

"La haurreskola es un proyecto deseado y necesario para Arantzazu. Tal y como prometimos, el Ayuntamiento le ha dado prioridad y ya se han realizado las gestiones pertinentes con el Departamento de Educación. Si todo marcha según lo previsto, después del verano los padres y madres de Arantzazu tendrán abierta la guardería para sus hijos e hijas", adelantó la alcaldesa del municipio, Begoña Llano.

(Fuente: Deia)