Noticias

 

LA RESIDENCIA DE ARRATIA APLICA EL MODELO ‘LIBERA-CARE’ COMO CENTRO LIBRE DE SUJECIONES

  • Este proyecto, enfocado a las entidades sanitarias, sociales y sociosanitarias,supone un cambio en el modelo de cuidado en las residencias.  
  • La eliminación de sujeciones tiene grandes beneficios psicoemocionales, tanto en el residente como en los familiares, y disminuye el riesgo de caídas, autolesiones y atrofias, entre otras muchas ventajas.



    Arratiako Egoitza, organismo autónomo de la Mancomunidad, trabaja con la Norma Libera-Care que la acredita como un centro libre de sujeciones, ofreciendo tanto a las y los residentes como a sus familiares, alternativas asistenciales que mejoran la calidad de vida de las personas mayores. La Norma Libera-Care establece como sujeciones a toda clase de elementos que restrinjan la libertad de movimiento de una persona (cinturones en camas y sillas de ruedas, barras laterales, etc.).
     
    Durante años este sistema se ha utilizado como medida de protección para los residentes en casos que así lo requerían, para evitar autolesiones, caídas, etc. Ahora sin embargo la atención residencial va un paso más allá y apuesta por eliminar este tipo de restricciones y dignificar más a la persona. Arratiako Egoitza, que inició este proceso de cambio en 2013, ha invertido en nuevos equipos, adaptación de los ya existentes y formación para su personal. Es una de las diez residencias en todo el País Vasco que ha iniciado este proceso.
     
    Las ventajas están siendo evidentes. Se ha demostrado que la eliminación de sujeciones mejora el apetito, el tono muscular, la coordinación y el equilibrio, y tiene grandes beneficios psicoemocionales, tanto en el residente como en los familiares, y disminuye el riesgo de atrofias, ansiedad etc. Por contra, su uso derivaba en úlceras, debilidad física, agresividad, depresiones.
     
    "Se trata de cambiar la manera de cuidar, las manera en que nos acercamos a los residentes, se trata, en suma, se humanizar aún más todos los ámbitos relacionados con la atención a nuestros mayores. Requiere un mayor esfuerzo y atención de todo el personal, pero los resultados positivos y la satisfacción de los residentes son evidentes", explica Naiara Zamalloa, directora de Arratiako Egoitza.